domingo, 8 de febrero de 2015

FIDEICOMISO PANAMEÑO, PARA LA PROTECCIÓN DE PATRIMONIOS

PANAMÁ COMO UNA JURISDICCIÓN PARA FIDEICOMISOS. Parte 1. 


Por: José Alcalá Franco
Abogado José Alcalá Franco
Ventajas de la Jurisdicción de Panamá para fideicomisos

I. Introducción sobre fideicomiso panameño


Interesa el presente trabajo a empresarios y particulares que necesiten de seguridad para su patrimonio, de allí que el fideicomiso panameño, que es un híbrido entre el derecho civil y el fideicomiso de derecho consuetudinario, se ha convertido en un complemento perfecto para los servicios ofrecidos por el centro bancario internacional de Panamá.


Este trabajo está dirigido, a quienes desean la jurisdicción de Panamá, como medida de protección de su patrimonio, pero antes es importante destacar, en el caso de los venezolanos acostumbrados a una figura del fideicomiso, originalmente concebido como un dispositivo de planificación de sucesión para facilitar la transferencia de riqueza de una generación a otra, el fideicomiso panameño también ha evolucionado como un instrumento ampliamente utilizado para garantizar las transacciones comerciales. De acuerdo con las estadísticas elaboradas por la Federación Latinoamericana de Bancos (Felaban), el país de Panamá, ocupa el segundo lugar en número de fideicomisos de garantía establecidos en la región.

Propiedad Privada Fideicomiso Panameño
Fideicomiso panameño para la protección patrimonial
Esp. José Alcalá Franco

II. Definición y concepto del fideicomiso panameño

El concepto de fideicomiso en Panamá gira en torno al aspecto de la transmisión de la propiedad con el objeto de cumplir con ella una determinada finalidad previamente señalada por el constituyente del fideicomiso o fideicomitente.

Una definición comúnmente aceptada en América Latina, define al fideicomiso como “el negocio jurídico en virtud del cual se transfieren uno o más bienes a una persona, con el encargo de que lo administre o enajene, y que con el producto de su actividad cumpla una finalidad establecida por el constituyente, en su favor o en beneficio de un tercero”[1]

Aquí en Venezuela, la definición de fideicomiso[2] se establece en el artículo 1° según la Ley Fideicomiso según G.O. Nro. 496 de fecha 17 de agosto de 1956: “El fideicomiso es una relación jurídica por la cual una persona llamada fideicomitente transfiere uno o más bienes a otra persona llamada fiduciario, que se obliga a utilizarlo en favor de aquél o de un tercero llamado beneficiario”.

Ahora bien, entrando en la materia objeto del título de este trabajo, “Fideicomiso Panameño”, la Ley 1 de 1984 de fecha 5 de enero de 1984 por la cual se regula el Fideicomiso en Panamá, publicada en Gaceta Oficial N° 19971 de fecha 10-01-1984, define el fideicomiso como “un acto jurídico en virtud del cual una persona llamada fideicomitente transfiere bienes a una persona llamada fiduciario para que los administre o disponga de ellos a favor de un fideicomisario o beneficiario, que puede ser el propio fideicomitente”.

En el trabajo citado de Miranda Quineen, define el fideicomiso como “un acto jurídico que conlleva la manifestación expresa y por escrito de la voluntad de un sujeto llamado fideicomitente, mediante la cual éste transmite la titularidad de un bien a otro sujeto denominado fiduciario, quedando este último obligado a administrar o disponer de dicho bien en la forma convenida y de acuerdo con los términos del encargo, en interés o beneficio, ya sea del mismo fideicomitente o de una tercera persona, denominada fideicomisario o beneficiario”.
Abogado José Alcalá Franco
Sujetos del contrato de fideicomiso


Siguiendo con el citado trabajo, se deduce que el contrato de fideicomiso está conformado por una cesión de derechos y un pacto de fiducia, en el que el fiduciario es el destinatario de un mandato para cumplir con una determinada finalidad prevista en el contrato. Como resultado de este conjunto de contratos, el fideicomiso es considerado un contrato híbrido en lugar de un contrato típico.

El fideicomiso viene a resolver el problema fundamental que significa conciliar los derechos del fiduciario con los del fideicomitente y el beneficiario, ante la imposibilidad de estructurar, conceptualmente, una doble titularidad como la que existe en el Derecho Inglés. De allí que se hayan creado cláusulas en el documento constitutivo del fideicomiso que imponen limitaciones al fiduciario, precisando que, si bien es propietario frente a terceros, carece de facultades dispositivas, a excepción de aquellas que le haya concedido dicho acto constitutivo o que le conceda dicha ley panameña.


III. Objeto del fideicomiso panameño

Grosso modo, el objeto principal del fideicomiso es que los bienes, cuya titularidad se ha traspasado, pasen a formar un patrimonio autónomo, que será administrado o dispuesto por el fiduciario, de conformidad con las instrucciones que haya recibido del fideicomitente.


Así se deduce de la citada Ley 1 de 1984 de la legislación panameña, la cual permite que bienes de toda clase y naturaleza, presentes o futuros, sean susceptibles de constituirse en fideicomiso. Ejemplos de bienes que pueden ser traspasados bajo contrato de fideicomiso son: 
  • Dinero en efectivo. 
  • Franquicias. 
  • Acciones con o sin derecho a voto.
  • Títulos valores, bonos.
  • Bienes muebles e inmuebles o derechos sobre éstos.
  • Pólizas de seguro. 
  • Pagarés.
  • Letras de cambio. 
  • Certificados de almacenes generales de depósito. 
Es además permitido añadir bienes con posterioridad a la constitución del fideicomiso, siempre y cuando se cuente con la aceptación del fiduciario.

Esta misma legislación, permite desarrollar la noción de que los bienes fideicomitidos constituyen un patrimonio autónomo, separado del activo propio del fiduciario, implica su exclusión de la garantía general de los acreedores del fiduciario, en vista de que esos bienes se registran contablemente de manera separada, de forma que no puedan confundirse con los demás bienes que tenga o maneje el fiduciario. 

Esta situación se traduce en una serie de ventajas desde el punto de vista fiscal y de protección de activos ante posibles secuestros o embargos por parte de terceros. 

Una primera ventaja, en el fiduciario que quiere obtener un crédito para sí mismo no puede ofrecer como garantía el bien o bienes que tiene o guarda en fiducia.

Otra ventaja, esta versa sobre el patrimonio fideicomitido también queda excluido de los acreedores
Abogado José Alcalá Franco
Ventajas del fideicomiso financiero
del beneficiario, ya que no es el propietario de los bienes y únicamente tiene una expectativa sobre la transmisión de los bienes, o parte de ellos, o recibe sus frutos periódicamente, por lo que sus acreedores no tienen derecho alguno sobre tales bienes, excepto por el secuestro o embargo de los frutos que efectivamente deba recibir el beneficiario afectado. Las únicas excepciones a este principio de separación se producen cuando los secuestros o embargos se originan en obligaciones incurridas por daños causados en el proceso de ejecución del fideicomiso, o por parte de terceros cuando se hubieran traspasado o retenido los bienes con fraude y en perjuicio de sus derechos.

IV. Elementos esenciales del documento de fideicomiso panameño

A continuación, algunos de los principales elementos esenciales en el procedimiento de constitución del contrato de fideicomiso bajo la legislación panameña:
  1. Designación completa y clara del fideicomitente, del fiduciario y del beneficiario.
  2. Designación de fiduciarios o beneficiarios sustitutos, si los hubiere.
  3. Descripción de bienes o patrimonio sobre el cual se constituye el fideicomiso.
  4. Declaración expresa de la voluntad de constituir el fideicomiso.
  5. Facultades y obligaciones del fiduciario.
  6. Prohibiciones y limitaciones impuestas al fiduciario en el ejercicio de su cargo.
  7. Reglas de acumulación, distribución o disposición de los bienes, rentas y productos de los bienes del fideicomiso.
  8. Lugar y fecha de constitución del fideicomiso. 
  9. Designación del agente residente en Panamá (un abogado o una firma forense panameña que debe refrendar el instrumento de fideicomiso).
  10. Domicilio del fideicomiso en Panamá.
  11. Declaración expresa de que el fideicomiso se constituye de conformidad con las leyes de la República de Panamá.
Además, el instrumento de fideicomiso puede contener las cláusulas que el fideicomitente o el fiduciario tengan a bien incluir mientras no sean contrarias a la moral, las leyes o al orden público

[1] Crf.: Miranda Quineen, EL PROCEDIMIENTO DE CONSTITUCIÓN DEL FIDEICOMISO DE INVERSIÓN, Universidad de Panamá, Facultad de Derecho y Ciencias Políticas, Escuela de Derecho, Trabajo de graduación para optar por el título de Licenciado en Derecho y Ciencias Políticas, Panamá 2013

[2] Crf.: Mélich José, EL FIDEICOMISO EN VENEZUELA

BIBLIOGRAFÍA Y REFERENCIAS ELECTRÓNICAS:


Federación Latinoamericana de Bancos (Felaban) sitio web www.felaban.net

Ley 1 de 1984 de fecha 5 de enero de 1984, por la cual se regula el Fideicomiso en Panamá, publicada en Gaceta Oficial N° 19971 de fecha 10-01-1984

Ley Fideicomiso según Gaceta Oficial Nro. 496 de fecha 17 de agosto de 1956

Miranda Quineen, EL PROCEDIMIENTO DE CONSTITUCIÓN DEL FIDEICOMISO DE INVERSIÓN, Universidad de Panamá, Facultad de Derecho y Ciencias Políticas, Escuela de Derecho, Trabajo de graduación para optar por el título de Licenciado en Derecho y Ciencias Políticas, Panamá 2013. https://prezi.com/bxkx5wcs7lt7/tesis-el-procedimiento-de-constitucion-del-fideicomiso-de-inversion/

Mélich José, EL FIDEICOMISO EN VENEZUELA, Academia de Ciencias, Politica y Sociales, sitio disponible:
http://acienpol.msinfo.info/bases/biblo/texto/boletin/2004/BolACPS_2004_142_407-438.pdf

Superintendencia de Bancos de Panamá sitio web: www.superbancos.gob.pa/es

Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario SUDEBAN, sitio web: www.sudeban.gob.ve

INFORMACIÓN. ATENCIÓN EN VENEZUELA

Especialista José Alcalá Franco. Director General de Abogados Corporativos Escritorio Jurídico S. C.
Especialista José Alcalá Franco.
Director General: Abogados Corporativos Escritorio Jurídico S. C.
Fideicomiso panameño.
Protección patrimonial.
Sin necesidad de viajar.
Atención personalizada en Venezuela. 
Montos mínimos de inversión.










Esp. José Alcalá Franco
Celular: +58 412 2419276

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su contacto. Muy pronto recibirá respuesta.

Saludos.
Esp. José Alcalá Franco
0412 2419276
Director General - Socio Fundador
Abogados Corporativos Escritorio Jurídico S. C.